El IronMan como una forma de entender la vida

viernes, octubre 14, 2005

Prisas, prisas, prisas...

Hoy salgo de casa a las 7:15 para llegar a la piscina a las 7:30 y nadar antes de entrar a la ofi. A 300 metros de casa me veo atascado. Mi primer pensamiento del día "Gallardón, te quiero mogollón" (por los coj***s).

Me concentro en escuchar el Cd de Coti en concierto para no acordarme del alcalde y espero no tardar demasiado en llegar al gim. Mi gozo en un pozo: llego a las 8:15, por lo que no me da tiempo nada más que a entrar a ducharme y largarme a la ofi (el de recepción del gimnasio debe flipar pensando que vivo debajo de un puente y sin agua corriente).

El día en la ofi ha sido como siempre: un infierno en cuanto a cantidad de cosas que hacer a toda leche. Prisas por la mañana, prisas a media mañana... Y al salir del curro, más prisas.

He llegado a la piscina, saliendo una hora más tarde de las 15:00 reglamentarias de los viernes y a toda leche a meterme la paliza que me tocaba. Ducha rápida y para casa. Me he quedado con el peque un rato y luego he salido a trotar una horita. Más ducha y a cenar. Estoy roto.

En la piscina todo ha ido bien, pero en la carrera me pasaban por la Complu hasta las viejitas. Siempre pienso lo mismo 'Esa no es tu película. No sigas a ese, que te quemas. Regula tío, que te quedan muchos meses, muchas horas y muchas salidas por delante'. Total, que a mi bola con la musiquita en el mp3. Además, mañana tengo 2 horas de bici y el domingo otras 3 y no quiero cagarla.

Sigo con la duda de Lanzarote o Roth. El corazón y las pelotas me dicen Lanzarote. La cabeza y el cardiólogo, seguramente Roth. Difícil decisión que tengo que tomar cuanto antes. ¿Consejos? Los que leáis esto, decidme algo, por favor.

A conciliar el sueño echando leches.

2 Comments:

Anonymous Portsea said...

Hola, Dani.

Me gusta la épica.Los que me conocen lo saben. Siempre aposté por los retos. LZ ó incluso las moles graníticas de Embrun lo podrían certificar.

Tal vez las experiencias vividas, ó el paso de los años, me hayan arrinconado al lado de la prudencia. Sigo soñando, pero busco el lado más amable y benéfico de los sueños.

Creeme, LZ está en ti. Puedes lograrlo. Pero también te advierto que puede venir unido al dolor, a una casi devastadora experiencia. Así es. Lanzarote es extremo, y a veces devora a sus hijos. Lo he visto en muchos compañeros.

Roth es el triatlon ideal para debutar en un IM. Siempre lo dije. Lo saben aquellos que debutaron allí, instados por mi consejo. Allí la experiencia suele ser intensa, y nunca el sueño se convierte en pesadilla.

Yo ,si me permites el consejo, me apuntaría a Roth.

Lanzarote estará ahí siempre y podrás hacerlo un día. Si te decidieras a hacerlo este año y te saliera bien, saldrías reforzado y triunfador, pero si el viento y el sol se confabularan, podrías vivir un día en el infierno y tal vez fuera demasiado traumático. Yo he visto días así allí y no los quiero para nadie.

Luego está la fecha. No es lo mismo comerse el frío y la lluvia de febrero, que pedalear abrazado al sol y a las flores de abril, ¿no crees??

Por qué no Roth?? Contarás con muchos compañeros a tu lado y , sin duda, serás también un IM.

11:48 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Compañero,

he corrido los dos y, dadas tus características y experiencia, yo ni me lo pensaba: de cabeza a Roth.

Lanzarote es un monstruo dormido que, cada vez que se desìerta, se devora a varios triatletas. Como ha dicho Portsea, Lanzarote siempre está ahí. Si tu corazón te deja, prueba el año que viene.

Una cosa es estar loco y otra es estar 'ciego'. Los locos me caen bien, pero los cegatos deportivos son un peligro. No seas tu peor peligro y lánzate a Roth. Seguro que lo consigues este año y Lanzarote el que viene.

Suerte con tus sueños

5:31 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home