El IronMan como una forma de entender la vida

martes, septiembre 20, 2005

Primer día de cole

Buenas noches,
ya estamos aquí de nuevo, volviendo a contar el día a día. Antes de nada, como podréis ver, adjunto una foto de la quedada en Talavera con Portsea. He intentado colgar otra más, pero el trasto este del blog se ha dado mus. Mañana cuelgo otra panorámica con más gente (siento haber cortado la cara de Petrus, pero es que entonces tenía que sacar a Peludo y su bigote da mucho juego). Por cierto, si alguien quiere que quite la foto porque no le apetece aparecer en internet, que me lo diga sin problemas. De la misma manera, a los que me escribís comentarios, sabed que mi mail es ironmandream@yahoo.es y que estoy a vuestra disposición para cualquier cosa.
Agradezco una barbaridad el que me escribáis cualquier cosa. A veces tengo la sensación de que esto es un ejercicio narcisista e inútil, pero si le sirve a alguien, bien como entretenimiento, bien como pauta o ejemplo para atreverse con un IM, pues bienvenido sea. Yo chequearé mis impresiones después de Lanzarote y seguro que me descojono viendo cómo estaba en estos días. Lo dicho, que los comentarios son muy bien recibidos.
En la misma línea de los comentarios: Epilady por encima de la rodilla lo haré cuando vea a alguien que se lo hace en la zona púbica. Duele una barbaridad en el muslo, así es que ni me imagino cómo será en...
Sobre que seré capaz de hacer cualquier cosa que me proponga: yo sólo tengo sueños que trato de cumplir. Siempre he dicho que uno está vivo mientras hace planes y muerto cuando sólo habla del pasado. De momento tengo miles de planes por realizar.
Bueno, primer día de cole. ¿Qué quiere decir? Que me he cogido los deberes y me he ido como un niño aplicado a cumplir con lo que me decían. A las 6:30 he empezado a moverme en la cama, despertándome de forma automática y sabiendo que me quedaban 10 minutos de reposo del guerrero. No os imagináis cuántas excusas se me han pasado por la cabeza para no levantarme: la gastroenteritis reciente y la falta de fuerzas, el dolor de estómago, el seguro frío de la piscina a esas horas... Y, sin embargo, he pensado que a las 7:00 es la salida en Lanzarote y que no me quedan más cojones que entrenar (y mejor a esa hora, para ir acostumbrándome) si quiero ser un finisher.
Salgo de casa a las 7:00, con la bolsa preparada la noche anterior (a ver quién es el guapo que se pone a buscar las chanclas a las 6:30) y veo a unos trabajadores del ayuntamiento que están poniendo las calles, las farolas y demás asuntos para la gente que se despierta a esas horas. A las 7:00 no hay atasco y llego al gim a las 7:15, así es que he tenido que esperar 20 minutos en el coche hasta que han abierto.
Joder, la primera impresión es que hay bastantes 'colgaos' que entran en el gim conmigo y que no soy el único imbécil que cambia la cama por el sudor. Pillo los trastos de piscina, el papelito con lo que me toca hacer y... a la piscina. Dios existe y le caigo bien: el agua de la piscina estaba como la bañera de mi casa, calentita que daba gusto (la verdad es que, por la pasta que me cuesta, no me extraña) y no había nadie. Poco después han llegado algunos nadadores, pero gente que se metía a estirarse un poco, hacer unos largos y en 15 minutos estaban fuera (nada de bañandor turbo, sino con bermudas y flipando cuando han visto a un tío depilado de un lado para otro). Pues eso, yo nadando siempre solo por mi calle y a mi rollo.
Cuando vi el plan para hoy pensé que en una hora no me iba a dar tiempo. Al final todo ha sido muy sencillo y he terminado en 45 minutos (mejor para ducharme tranquilo y afeitarme). El resultado del entrenamiento: mucha confianza generada y una marca en la cara de la presión de las gafas que no se me ha quitado en un par de horas ('qué mala cara tienes', 'se nota que sigues malo por los ojos que traes', etc.).
Por la tarde he tenido otra visita de un comprador para mi piso y he tenido que hacer el trabajo de patas en casa: escaso pero, dado que estoy un poco molesto del finde, ha sido suficiente. Mañana tengo carrerita y ejercicios de pretemporada. Nada que no pueda afrontar con facilidad. El problema es que tengo comida de trabajo y me toca madrugar de nuevo.
Felices sueños y mil gracias a los que perdéis un minuto de vuestro tiempo (lolo y 'anónima') para escribirme.
Dani

1 Comments:

Anonymous Lolo said...

Que guapo me has sacado!! Entre tortuguita y el Tio Tala, si señor. Dani, yo que soy un nena me paso la epilady por toda la pata y no duele, asi que dejate de excusas y con un par, o los animalacos de LZ no te respetarán.

11:31 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home