El IronMan como una forma de entender la vida

martes, septiembre 13, 2005

Con 'm' de marrón

Aunque podría decir que con 'm' de mierda, lo dejaremos en 'm' de marrón. Ese fue mi día ayer en el curro. Y no porque fuera culpa de un jefe o cualquier otra cosa. El problema es que tengo una empanada mental de 15 y sólo pienso en lo que pienso y se me pasan las fechas de compromiso de algunos trabajos a realizar. Por eso no pude escribir ayer. Lo siento.

El caso es que tenía que entregar un documento que ni había empezado y en el que tenía que involucrar a media empresa: estrés, prisas, agobios, llamadas pidiendo favores y a pasarlo mal. Además, había quedado con mi amigo Jose para comer y llevarle luego al aeropuerto y tuve que volver al curro a toda hostia a acabar el trabajo (o sea, se me jodió la jornada intensiva). Por cierto, el cabrón de Jose se descojona con eso de que escribo un blog: él curra en banca de inversión en Londres y no entiende que invierta un rato en estas cosas.

Sobre el tema deportivo... Ayer era día de descanso. Pensaba ir al gim, a meterme en el jacuzzi, en la piscina de agua caliente, en la de agua fría, en la sauna, masajearme un rato... Nada. Del marrón a casa y tiro porque me toca.

Hoy tengo reconocimiento médico en el gimnasio. No sé si me van a hacer una prueba de esfuerzo en toda regla o sólo van a ver si soy capaz de pronunciar mi nombre después de 10 minutos en la cinta de correr. Tengo este tema a las 5 y ya son las 4, así es que no voy a enrollarme demasiado.

Además, estoy con el puto estrés de la venta de mi piso, que no acaba de cerrarse y que me consume mucha energía mental. A ver si en dos semanas trinco la pasta, puedo respirar tranquilo y olvidarme del todo de ese tema.

He entrado en contacto con Pablo Portsea y el tema va adelante. Esto es serio, muy serio, y sólo espero que el entorno me respete. Me apetecería compartimentar perfectamente mi vida en cajas estancas, de manera que diera el 100% en cada ámbito sin que influyeran otros condicionantes. Es decir, currar 8 horas a tope, entrenar las horas que hagan falta al 110%, disfrutar de la familia el tiempo libre... Creo que de momento lo estoy mezclando todo y eso redunda en una bajada del rendimiento en todos los aspectos. Imagino que en unas semanas la cosa estará más centrada.

Por cierto, casi he abandonado la lectura, la fotografía, y el resto de cosas que hago. Estoy enfocado en 4 cosas y no me da el cuerpo para más.

Suena en los cascos 'Romeo y Julieta' de Dire Straits y me relajo un poco. Pienso en las canciones que llevo en el mp3 cuando corro o voy en la bici: unas me pegan el subidón y otras hacen que el pulsómetro vuelva a niveles razonables.

Hoy, para despedirme, no voy a decir eso de que tengo 'sueño'. Lo que voy a decir es que tengo 'sueños' y que esos sueños son los que nos mantienen vivos cada día.

Dani

2 Comments:

Blogger Lucky Balaraman said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:12 p. m.

 
Anonymous Pablo "Portsea" said...

Claro que te leo , Dani, prácticamente todos los días.

Sigue escribiendo, lo haces fluido y muy ameno, y la verdad es que se aprende un montón tratando de interpretar todas las vivencias y sensaciones.

Por supuesto, la prueba de esfuerzo y los resultados son de gran valor para mi, así como los resultados de la analítica.

Un saludo y nos vemos en Talavera,

p

11:35 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home