El IronMan como una forma de entender la vida

martes, abril 08, 2008

Por alusiones

La planta no es asunto mio sino de mi esposa. No me gustan los seres vivos en casa, más allá de algunos bípedos implumes. Ni plantas, ni flores, ni perros, ni gatos, ni peces, ni nada de nada. Y no está mustia, está perfecta.

Fino... Este verano tenía 75 kilos de lorza con un generoso y asqueroso 22% de grasa. Curiosamente, el lunes tenía casi 7 kilos menos 68,1 y también 7 puntos menos de grasa, 15%. Tengo mucho margen de mejora.

Adjunto foto con flash, para que no se me vea la cara y se me vean esas patas de alambre que me caracterizan y que desplazan mi masa a la velocidad de vértigo de 5 minutos el km.

Guapo, ¿eh?

La tienda: regalo para Álvaro que costó cuatro cuartos y que el tío disfruta como si fuera un iglú 4 estaciones para atacar desde el campo 4 de un 8000. Espero que sea la primera de una larga lista de tiendas que compartir con mi hijo.

Dos días parado por el puto curro y por el puñetero tiempo lluvioso que vuelve a Madrid.

Besos en los morros,
Dani
P.D. La que he liado en una lista de correo por preguntar por tubulares para Lanzarote...

5 Comments:

Blogger Bulderban said...

Estas metiendo barriga, jodío. Pero si tienes menos carne que la pata de un cínife... coño, aunque no te gusten: RIEGA LA PLANTA !!!

3:41 p. m.

 
Blogger robert mayoral said...

no veas la que has liado con los Tufo de la ostia.....se te ve fino fino, al menos de patillas..ahora a volar!

7:31 a. m.

 
Blogger Ishtar said...

Así mejor, clarísimamente :-)

Y tampoco es pa tanto... ssssageraoooo!!! ;-)

Besicos!

3:34 p. m.

 
Blogger Ramón Doval said...

¡No te puedo dejar solo!

5:21 p. m.

 
Blogger robert mayoral said...

'''''??? sigues haciendote fotos o qué??

3:18 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home