El IronMan como una forma de entender la vida

miércoles, abril 26, 2006

Sin un minuto libre

El domingo Ángel -ASP- y un servidor nos fuimos al suelo. Su rueda delantera me hizo el afilador en la trasera y caimos en la Casa de Campo. Yo no sufrí ninguna consecuencia, pero tuvieron que venir los del SAMUR para ver a Ángel. Sólo tiene el golpe, unas magulladuras en los muslos, dolor en un tobillo y en un hombro: casi ná.

Cena el domingo por la noche con Silvia y Samuel (tri del Arroyomolinos). Ella es amiga de mi mujer desde el cole. Casualidades de la vida, él es tri desde hace 5 o 6 años (olímpicos y sprint) y le da bastante caña (ventajas de ser bombero). Ha hecho Zarautz un año y no entiende cómo el primer año me voy a Lisboa y a Roth. En su móvil me tiene como 'Dani pedrá'... por la 'pedrá' que han tenido que darme en la cabeza para meterme en semejante historia. Me entiende pero no me entiende.

El lunes volví a Sevilla y no precisamente a la feria de Abril. AVE a las 7:30 de la mañana y vuelta a casa a las 19:00, así es que a las 22:00 entraba por la puerta del salón.

Ayer corrí otra horita a medio día. Hoy me toca otra vez piscina y carrera. Tengo que llevar la bici a revisión porque no cambia bien (y no es del golpe, me hice 40 km el domingo sin cambiar de corona en la casa de Campo antes de la leche).

Lisboa está a la vuelta de la esquina. Voy a sufrir como un perro, pero me lo voy a pasar cojonudamente bien.

Sueño, sueño, sueño...

2 Comments:

Blogger Talín said...

Que os sea leve y os recuperéis pronto, sobre todo tu compi, que parece haberse llevado lo mayor. Eso son cicatrices de guerra que curan pronto.
Anda, anda que alguna manzanilla caería en Sevilla...

9:58 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

no me extrana que no te entienda estas como una cabra! pero con lo que difrutas eso es lo que cuenta.

Y los 150 largos de piscina?...

12:38 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home