El IronMan como una forma de entender la vida

jueves, julio 27, 2006

Un mundo de locos

Hay que estar como una puta cabra, según me han comentado mis amigos. Hay que estar como una cabra para tener claro que el día 8 de julio del año que viene estaré con el número 1868 (este año fue el 1870) en la línea de salida del IM de Austria. Pero es que el mundo está loco y, si no me decidía esta semana, al volver de vacaciones a finales de agosto hubiera sido demasiado tarde.


Joder, yo no quería presión, no quería agobios, no quería compromisos. Quería entrenar fuerte y decidir en enero qué iba a hacer con mi vida deportiva. Estoy cabreado, pero inmensamente feliz. Feliz por que voy a hacer lo que realmente me gusta hacer.

Por cierto, yo creo que los que están como una cabra son los que no disfrutan de 5 horas de bici un domingo de primavera.

2 Comments:

Blogger Cavallé said...

Este es tuyo,Austria te espera, pero antes, desconecta un par de meses de todo lo que sea IM, que se te va hacer muy largo.

Me daís un poco de envídia.
¿sere IM y yo empeñándome en la corta?

7:38 a. m.

 
Blogger levitas said...

Estás como una cabra, pero como una happy y feliz cabra.Dicen que la mancha de mora , con otra mancha de mora se quita. Ale a darle a los pedales y al pullboy.Felicidades tio.

9:16 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home