El IronMan como una forma de entender la vida

sábado, julio 08, 2006

He vuelto

Hace una semana, a estas horas, estaba descansando y esperando la llegada del gran día. Hoy he vuelto a sentarme delante del ordenador para contaros qué ha ido pasando estos días. Espero que no me salga un relato demasiado largo, pero si es así... que os den morcilla y os lo leeis.

Antes de nada, imagino que ya sabréis que peté en Roth. Con gran dolor de mi corazón, tuve que retirarme. Pensé en carrera que era lo más sensato y sigo creyendo que hice bien. No hay remordimientos. No hay resentimientos. No hay arrepentimientos.

Iba a escribir (de hecho, acabo de borrarlo) que Roth es un coñazo desde el punto de vista logístico. Lo he borrado porque no quiero que penséis "este tío empieza contando cosas malas... hum... está jodido". Quiero empezar diciendo que Roth es una fiesta del triathlon. Se respira el ambiente por todos lados: en el pueblo, en los alrededores, en las carreteras, en la gente que anima. Es alucinante, una experiencia única. Había momentos en los que no me creía estar en medio de todo esa familia, en medio de todas esas sensaciones.

La estancia en Spalt fue muy buena, con los colegas del Aguaverde por todos lados haciendo piña. A los que no conocía fue un placer charlar con ellos y, con los que había más complicidad, los días se hacían cortos a su lado. Nos hemos reido un montón y nos lo hemos pasado de vicio.

Ahora bien, creo que el estar inmerso en ese ambiente no es del todo bueno si has planificado todo un año de entrenamiento para jugártelo a una carta. Yo peté por otras circunstancias, pero han sido demasiadas horas de paseos, comidas y bebidas inadecuadas y horarios excesivos. No quiero ser un monje, pero la próxima vez me pondré un poco más serio con algunas cosas.

Sobre los colegas de blog: me ha hecho una emorme ilusión conoceros. Con Cavallé coincidí durante todo el viaje. A Bulderban apenas le vi en el briefing (por cierto, bastante deficiente) y parecía bastante serio o concentrado. Con Talín coincidí algunas veces más y tiene una expresión casi constante de niño feliz. Estoy completamente seguro de que el año que viene nos veremos en alguna línea de salida.

Sobre el día de la prueba:

- La natación la hice según mi reloj en 1:15. Esperaba hacer alrededor de 1:30, así es que me quedo muy satisfecho. Además, en ningún momento me esforcé: simplemente puse un ritmo cómodo y lo mantuve durante todo el tiempo posible.

- La transición fue un coñazo. Me puse el culotte al revés, no acertaba a establecer un orden lógico para irme vistiendo... Me consolaba diciendo que no pasaba nada por emplear 5 minutos, pero la sensación no fue buena. Coincidí con Zubi y le esperé para salir juntos de la tienda.

- En la bici fui muy conservador la primera vuelta. Los 90 km iniciales no supusieron ningún problema. Como anécdota, me pasó un tal Faris Al Sultán a toda leche por mi izquierda seguido de otro tipo que parecía que iba en moto.

- En el km 100 aproximadamente empezaron los dolores en la pierna izquierda. Como he comentado alguna vez, he tenido un mal fin de temporada con la pata y eso me ha fastidiado bastante.

- En el km 130 los dolores en el cuádricep son muy fuertes y me cuesta avanzar y llevar un ritmo cómodo. El viento arrecia y sufro bastante. La planta del pie se resiente. Decido que, al llegar a la T2 dejaría la bici y no saldrá a correr. El sueño se aplazaba.

- Al llegar al km 150 comienzo a perder la visión parcial en el ojo derecho y escucho un pitido en el oído derecho. Llevo unos cuantos kilómetros sin asimilar lo que como y bebo, con el estómago hinchado. Debe ser una pájara, aunque nunca me ha dado una. Flaquean las fuerzas. Me mareo un poco, pero decido seguir.

- En el km 152, a 2 km de la Solar Berg y con unos 26 km de bajada hasta Roth decido parar. Me encuentro mal y empiezo a pensar que el tema se pone lo suficientemente chungo como para no seguir arriesgando. Hay un cruce vigilado por la poícía y les pregunto si hay alguien que me pueda recoger. No hay problema, una furgoneta vendrá a por mi. Me tumbo en el suelo y levanto las piernas. Estiro. Veo gente todavía en la bici. Pienso.

El resto da un poco igual. Seguiré escribiendo cuando tenga un hueco. Es hora de cenar y estoy cansado.

He cambiado el título del Blog. EL IronMan no es un objetivo, es una forma de vida. Y creo que, una vez que te engancha, no hay droga que lo sustituya. Como dije alguna vez, he venido al IM, y ha sido para quedarme.

Hasta luego.

14 Comments:

Anonymous carmencita said...

Lo mejor de todo el mensaje es el "hasta luego". No dejes de volver a intentarlo. Tómate el tiempo necesario y cuando las circunstancias te lo permitan, vuelve para cruzar la meta. Es un momento mágico. Un besote.

11:57 p. m.

 
Blogger AME said...

Ciao sono Amedeo amico di Talin e di Pablo Cabeza e anche se non comprendo lo spagnolo ho letto che ti sei ritirato.Che "disgusto" per te!Spero che tu riesca a fare un altro Ironman per rifarti da questa delusione.
Suerte e spero di conoscerti a qualche Ironman

10:33 a. m.

 
Anonymous Ishtar said...

Sabes que tomaste la decisión acertada, Dani... y hay muchos IM por delante y, probablemente, en tu vida tendrás alguna temporada más propicia para prepararlo con mayor dedicación y menos "interrupciones", ya verás...

Y, mientras tanto, espero que puedas encontrar mini-objetivos en otro tipo de pruebas y que disfrutes de este deporte hasta que estés preparado para el Gran Reto.

Besos y ánimo!!!
Esther.

11:14 a. m.

 
Blogger Dani_ironman said...

Carmen, lo de "hasta luego" significa que hoy o mañana vuelvo a escribir. No pienso dejar NI UNA TEMPORADA en blanco :o)

Ame, gracias por tu comentario!!! La verdad es que no me ha gustado retirarme, pero tampoco ha supuesto un golpe muy duro. Como dijo Nietzsche, "lo que no me mata, me hace más fuerte". Yo sigo vivo, así es que no hay duda de que ahora soy más fuerte. FELICIDADES por el Mundial de futbol.

Ishtar, sé que tomé la decisión correcta y... NO pienso hacer distancias más cortas mas que para disfrutar de vez en cuando, pero lo mío son las distancias largas.

Dani

11:49 a. m.

 
Blogger levitas said...

Ya me estabas asustando con eso lo de dejar de escribir. Coño que eres casi lo único que me da tiempo a leer .Bueno tambien Robin Hood versión Disney a mi hijo Pablo.

6:30 p. m.

 
Blogger Bulderban said...

Escribemé un email y buscamos fecha para la cena. El ultimo día te vi con tu mujer y niño.Yo iba en el coche y no podía parar pero te pegué un grito que no oiste... ANIMO y a seguir...¿Titán?¿Ibiza?¿Guadalajara? ¿Donde nos vemos?

11:03 p. m.

 
Blogger Talín said...

Así es Dani, es una forma / estilo de vida y como tal se parece en mucha cosas a eso del “querer”:

- El que la sigue la consigue

Un IronAbrazo

5:16 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Dani,como bien sabes el IM para mi no es el acaba sino el está en la línea de salida, después hay muchos factores que ayudan o dificultan el acabar la prueba.

Sabes perfectamente que el acabar un IM ´lo tienes a tu alcance, por cierto: a cual nos vamos en 2007?

Ánimate y esta semana quedamos un días para divagar un rato.

Saludos, Zubi.

10:46 a. m.

 
Anonymous toño - aguaverde said...

venga dani, ánimo y a seguir entrenando. Ya con lo que llevas en la mochila es un gran avance para la próxima vez, sigue con constancia y en el siguiente no solo acabas, sino que acabas bien y disfrutando. Además, con el chaval ya un poquito mas mayor te será todo mas fácil, has tenido una temporada difícil y todo cuenta.
Un abrazo y a seguir con ilusión.

2:40 p. m.

 
Blogger Dani_ironman said...

Vais a colapsarme el blog :o)

Ya tengo claro el objetivo para el año que viene, aunque tomaré la decisión final en función de cómo me encuentre y del tiempo disponible para entrenar a finales de diciembre.

Un abrazo a todos y todas.
Dani

4:21 p. m.

 
Blogger Cavallé said...

Dani, no qiero repetirme en lo comentado por mis compis,

Ya has tocado al IM y te queda saborearlo, cuando y donde tu te propongas.

Un abrazo
David

6:02 p. m.

 
Blogger Cavallé said...

DAni, no quiero repetir lo que te han dicho ya.


Ya has tocado el IM aora solo te queda saboreárlo donde y cuando tu quieras

Un abrazo
David

6:03 p. m.

 
Blogger Cavallé said...

sorry por ese "aora" sin ache ;-)

6:04 p. m.

 
Blogger Carlos said...

Se aprende mucho más, te lo digo yo. Lo de Ronda me ha venido hasta bien, ahora disfruto muchísimo más de los entrenamientos. A por el próximo. Lo tienes en los brazos, en las piernas, y lo más importante, en la cabeza. Abrazos. Carlos

10:37 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home