El IronMan como una forma de entender la vida

miércoles, julio 25, 2007

El mago Merlin

Hace años yo era un enamorado de las bicis Merlin. De las Trek y las Merlin (por ese orden). Últimamente, serán los años, la -escasa- sabiduría o el profundo conocimiento del tamaño -también escaso- de mi bolsillo, las marcas de las bicis me dan un poco lo mismo. Evidentemente, prefiero un pepino a una burra de tubo de cama, pero ya no hay esa pasión del pasado.

Ahora miro mi Cannondale con un cariño familiar casi incomprensible. Me ocurre con las bicis de última generación como con las mujeres. Es como si uno, que se acerca peligrosamente a los 36 años, se viera raro metido en la cama con una señorita de 18. ¿Qué podría hacer yo con una máquina (bici, no señorita) de esas de mucho euros? Sería como salir con una jovencita con la que sólo haría el ridículo.

Todavía no acabo de integrar a la China (la Karbona) en la familia deportiva, junto con las Asics, las Sauconi, las Spinergy o la ya nombrada Canonndale. Como para andar pensado en más hijas deportivas... De todas maneras es cuestión de tiempo. De ponerle las pegatinas (que son su alma) y de darle la oportunidad de pensar en acoplarme.

Pero el domingo, en la salida con Carlitos Acedo, durante unos kilómetros nos integramos en una grupeta. Nos separamos, él descolgado al final (no le gusta ir en pelotón) y yo en segunda y tercera fila. Se oían chascarrillos de todo pelaje, tipo y condición. Historias, pullitas, "qué fino vas", "cómo quieren sus hijos a Manolo", etc. Lo típico de una salida de colegas en bici. Estuve hablando con un ex-aguaverde y le pregunté por el tal Manolo, que no hacían más que hablar de su bici nueva. Me comentó que sus hijos le habían regalado un cuadro nuevo, un Merlin con tirantes de carbono que les había costado un riñón. El tipo estaba feliz como él solo, no sé si por la bici o por que era un regalo de sus hijos.

He buscado en internet qué modelo podría ser y creo reconocer la Merlin Solis. Unos 2500 euros el cuadro (dependiendo de dónde mires). De todas maneras, me comentó este chaval que era un modelo especial, casi pedido a medida, de manera que creo que se sale de lo que se ve en las tiendas. Es una bici, como el personaje de la leyenda, casi mágica.


Me encantaría que un día, mis hijos, supieran no sólo que amo el deporte; que la filosofía del triatlón es un pedazo de mi vida; que las bicis son un vicio (¿misma etimología?); que hay ciertas marcas que a papá le hacen especial tilín; que calzo una 56-57... Eso significaría que conocerían a su padre de verdad. Significaría que me escucharían cuando les hablo. Que les he transmitido una pasión. Que entenderían muchas cosas que no se pueden explicar. Yo no necesitaría un cuadro a medida, pero si un día se presentan con el equivalente (dentro de 25 años, ¡uf!) a una Scott Plasma, una Kuota Kalibur, una Trek Madone o una Merlin Extralight... Pues qué queréis que os diga, se oiría "clonc, clonc" y sería que se me habrían caído los huevos al suelo.

Vuelvo hoy a descansar. No conviene abusar y mañana quizá haga algo.

Encuesta de nombres para la peque:
- Jenifer queda vetado completamente
- Paula: 4 votos
- Lucía
- Canonndale: 2 votos (incluyo el mío y el de Lolo)
- Esther
- Daniela
- Julia
- Claudia
- Marina

Se siguen escuchando proposiciones pero, por favor, firmad para saber con qué pelaje de gente me enfrento.

Talín, pásatelo de PM de vacaciones por casa.

3 Comments:

Blogger Macario said...

....y...¿Yessssica?

:-)))

10:12 a. m.

 
Blogger Sufridorpuntocom said...

Voto por Paula

11:50 p. m.

 
Blogger Jorge said...

Paula

por la Newby-F..-)))

1:52 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home