El IronMan como una forma de entender la vida

lunes, febrero 20, 2006

Lunes de vuelta

69 kilos. 15% de grasa que tiene que bajar a 10% en 4 meses. 52 minutos de carrera continua. He cenado un batido de proteinas porque seguía lleno de la comida de medio día.

Estoy cansado, muy cansado, pero con buenas sensaciones.

Compré un calzo para la rueda delantera para cuando hago rodillo, un prolongador de la válvula para las Spinnergy y 3 pares de calcetines para correr (los Asics ya dan pena). Tengo el recibo de la inscripción a la Media Maratón.

Cada zancada estoy más cerca de Roth, más cerca del sueño.

Mañana más.

2 Comments:

Anonymous manosucias said...

Eso es Dani, me alegra ver que sigues al pie del cañón. Ánimo porque ahora empiezan los meses de entrenamiento duro de verdad.

12:05 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Yo opino igual que tú. La felicidad depende de lo cerca que te quedes de tus sueños.

Seguro que al cruzar la meta ni siquiera te acordarás de ponerte unas gafas de sol. Serás feliz. Y eso será suficiente.

Carlos Pollín

5:46 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home