El IronMan como una forma de entender la vida

jueves, febrero 23, 2006

Acojonado

Estoy acojonado por lo que me digan mañana.
Estoy ilusionado.
Estoy expectante.
Estoy esperanzado.
Estoy hasta las narices de incertidumbre.
Estoy cansado y con un sueño del 15.
Bueno, por lo menos "estoy", cosa que no pueden decir muchos que creen estar vivos.

Por cierto, ayer hizo una tarde pestosa en Pozuelo, pero cayó otra horita de carrera en buena compañía.

2 Comments:

Anonymous trijj said...

de corazón, nunca mejor dicho, mucha suerte

2:32 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Joder Dani, no había entrado aquí en un tiempo y me encuentro con dos cosas:

1º) Las líneas que me has dedicado más abajo y que me han hecho sentir dos cosas: emoción y ... vergüenza

2º) Si, vergüenza por estar lloriqueando con una lesión que al fin y al cabo simplemente va a implicar un paréntesis en mi preparación cuando lo tuyo puede ser un MARRÓN de verdad, con nombre, apellidos DNI y tarjeta de crédito.

ÁNIMO COMPAÑERO, SALGA LO QUE SALGA EN ESAS PRUEBAS, PORQUE COMO BIEN DICES, HAY TRES BILLONES DE SUEÑOS POR AHÍ TAN HERMOSOS COMO ROTH

Desde mi inconsciencia, sólo puedo darte un consejo: Si estás consultando médicos, hazles caso. Si vas a pasar de ellos, simplemente no vuelvas más a una sala de espera. No quieras saber. No mires hacia atrás. Preocúpate simplemente por completar los entrenos y disfruta de ellos.

Ahora bien: viendo las fotos de las dos generaciones , has de recordar (porque ya lo sabes) que los que tenemos hijos, no tenemos derecho a privarles de nuestra egoísta presencia: Por alguna inexplicable razón, nos adoran pese a ser unos putos impresentables.

Un abrazo. Héctor.

2:35 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home