El IronMan como una forma de entender la vida

viernes, enero 05, 2007

Culo roto

Ayer tocó una hora y diez minutos de rodillo. Alta cadencia, alta corona del piñón, altas pulsaciones, alto cansancio y hoy... alto dolor de trasero.

Se me había olvidado que durante los primeros días de bici las posaderas duelen un huevo. Eso me pasa por dejar tieeeeempo de descanso de bici.

Tengo la versión extendida de la trilogía de El Señor de los anillos (12 horas y pico) y por fin pude ver la primer hora y algo sin interrupciones. En cuanto acabe con esas 12 horas, me meto con la trilogía de El Padrino. El caso es reservar los mil vídeos que he ido consiguiendo de IMs (gracias a la última remesa de Zubi) para los momentos más duros. Hablando de vídeos... he visto algo del de Roth 2006 y tengo sentimientos encontrados: por un lado me da una pena horrible el no haber podido completarlo y viendo las imágenes me entra una rabia contenida que me deja malo; por otro lado, es una ilusión enorme el pensar que ya formo parte de toda esa fiesta y de esa forma de vida. Volveré a Roth. Muy pronto.

Siguen sin encajar todas las piezas, pero al menos en lo deportivo ya hay más nubes que claros.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Aun no se ha curado?

8:33 a. m.

 
Blogger Cabanas said...

Venga, que ahora si ya estamos en camino. A por el siguiente entreno que ya dolerá menos.

11:22 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home